God of war 3, historia y juego.

Ya ha pasado un mes desde que compré la edición de coleccionista del God of war 3, y no fue hasta ayer que conseguí completar al 100% el juego. Además he tenido también tiempo para rejugar la primera y la segunda parte de la saga, esta vez remasterizadas, para completar la trilogía y tener completa la historia.

Kratos, el mejor guerrero espartano del momento, luchaba con tesón y arrogancia, destruyendo a sus enemigos a su paso hasta que, finalmente, se topa con un enemigo a su altura. En una lucha encarnizada entre bárbaros y espartanos, Kratos finalmente cae y, cuando está a punto de morir a manos del líder bárbaro, implora a Ares que le ayude a acabar con sus enemigos y ofrece su alma a cambio. Ares, viendo en él a un poderoso súbdito, decide aceptar sus súplicas, destroza a sus enemigos y brinda a su nuevo vasallo las Espadas del Caos. A partir de ese momento el espartano cumple todos los mandados de su nuevo señor, masacrando pueblos que no adoran al dios de la guerra y conquistando territorios en su nombre.

Pero entregar su alma a Ares no era suficiente para el dios, y decide que tiene que conseguir que Kratos no tenga ningún nexo de unión con la vida mortal, por lo que le tiende una trampa para que él mismo acabe con su mujer y su hija.

La maldición cae sobre el guerrero espartano, y las cenizas de sus seres amados lo envuelven para la eternidad, dándole ese aspecto espectral, lo que le vale el sobrenombre de Fantasma de Esparta. Pero las cosas no salen como Ares imaginaba, y Kratos jura venganza.

Ayudado por los demás dioses del Olimpo, Kratos empieza un viaje que lo llevará hasta la caja de Pandora, en el templo homónimo, a espaldas del titán Cronos. Encerrado en ella está el arma que le permitirá acabar con Ares. Con la promesa de que todos sus pecados serán perdonados, Kratos mata al dios de la guerra y ocupa su lugar en el Olimpo, convertido por Atenea.

Pero es entonces cuando empieza su reinado de terror, alentando a sus tropas a conquistar más y más ciudades que caen bajo su mandato. Cansado de tanta violencia, Zeus traiciona al espartano y acaba con su vida. Sin embargo Gaia ayuda a Kratos a escapar del Hades y lo encomienda a buscar a las Hermanas del destino, para así poder volver al pasado y evitar que Zeus acabe con su vida.

Cuando finalmente el Fantasma de Esparta detiene la espada asesina de Zeus y lo tiene a su merced, Atenea se interpone entre ellos y Kratos acaba con su vida sin querer. Embargado por la ira, con la única idea en mente de poder vengarse de Zeus, el espartano vuelve al pasado, al momento justo de la lucha final entre olímpicos y titanes, en los que estos últimos fueron derrotados definitivamente, y rescata a Gaia, trayéndola al presente junto con el resto de los titanes. Así escalan el monte del Olimpo para acabar con el reinado de Zeus.

Pero Gaia finalmente traiciona a Kratos por sus propios intereses. Éste ya no tiene otra idea en mente que no sea vengarse de Zeus, y arrasará con lo que se interpone en su camino para alcanzar su meta. Ayudado esta vez por Atenea, que tras su muerte ha pasado a un plano espiritual superior al de los propios dioses, Kratos asciende desde el Hades para cumplir su cometido, acabando por el camino con Hades, Hermes, Helios, y todo aquel que lo intenta detener.

Finalmente descubre que la única forma de acabar con Zeus es abriendo de nuevo la caja de Pandora y así recuperar el poder para acabar con dios. Para ello necesita a la propia Pandora, la única capaz de apagar la llama del Olimpo que protege la caja, actuando como llave del cofre.

En su búsqueda Kratos ve a Pandora como a su propia hija y empieza a protegerla, no solo para su propio fin, sino por los recuerdos de su familia fallecida. Finalmente, sin que el Fantasma de Esparta pueda hacer nada, Pandora es consumida por las llamas y en un último arrebato de furia, Kratos pelea contra Zeus y mata a Gaia por su traición, pero finalmente cae a manos del dios de los olímpicos.

Pero ya no existe inframundo, y Kratos se sume en un mundo de oscuridad y tinieblas donde se enfrenta a todos su temores y sus pecados: su familia muerta, Atenea muerta y todos aquellos hombres a los que no ha dudado en matar en su camino por su único deseo de venganza. Y es entonces cuando entiende que todavía hay esperanza, que no todo está perdido y que debe volver y acabar con su trabajo, para que su camino no haya sido en vano. Y así, resucitado una vez más, Kratos acaba con Zeus, dando rienda suelta a toda la ira que albergaba en su interior, espoleado por la esperanza, la más poderosa arma de todas, que estaba guardada en la caja de Pandora junto con todos los males del mundo para poder así contrarrestarlos en caso de que estos fuesen liberados alguna vez.

Es en ese momento que Atenea entra en escena entendiendo que, finalmente, el espartano no había utilizado el poder de todos los males para derrotar a Ares, y que estos se habían esparcido por el mundo infectando a los mismos dioses, lo que llevó a Zeus a la locura por el miedo al Fantasma de Esparta. Reclamando el poder de la esperanza que ella introdujo en la caja, ero Kratos en ese momento, a punto de matar a quien había sido su guía desde el principio, decide que ese poder no pertenece a Atenea ni a él, sino a toda la gente del mundo. Así pues, se suicida con la misma espada del Olimpo, liberando el poder de la esperanza por todo un mundo sumido en el caos debido a la muerte de todos los dioses del panteón olímpico.

La historia así queda finalmente cerrada, si no fuera por un par de detalles que ya han llamado la atención de todo aquel que ha acabado el juego.

En primer lugar, llegando ya hacia el final del juego, Zeus le grita a Gaia que ha escogido mal a su lacayo, y que tendría que haber escogido al otro. En ningún momento de los tres juegos se comenta que hubiera otro, lo que da qué pensar.

Es esto lo que hace pensar en el segundo detalle, uno que podría haber pasado desapercibido: en los niveles del Hades, Kratos encuentra varios escritos en los que un personaje indeterminado hace referencia a que él está atrapado mientras que su hermano ha sido convertido en dios de la guerra, y clama venganza por ello. Dice estar preparado para enfrentarse a él y reclamar el puesto que merece.

Y es en uno de los logros del God of war 1 donde se cierra la idea de un hermano de Kratos sediento de venganza, pues por el simple hecho de ver un vídeo titulado “El nacimiento de la bestia” se consigue un trofeo de plata. En este se habla de la historia de los niños espartanos, conocida de sobra por la película “300”. En ella se habla de Kratos y de su hermano, separados, y ocultado este segundo, mientras el primero comanda los ejércitos de Esparta.

Por último, tras los títulos de crédito del tercer juego de la saga, hay una pequeña escena en la que Kratos ya no está en el lugar donde se supone había muerto, y hay un rastro de sangre que lleva a un acantilado, donde desaparece. Algunos dicen que en ese momento, en una de las islas de la derecha se puede ver saltando a alguien, pero no estoy muy seguro de tal afirmación.

Desde Sony han asegurado que no habrá God of war 4, que la historia está cerrada para Kratos, pero no niegan que pueda haber nuevas historias, y quizá la clave esté en este supuesto hermano oculto. El tiempo lo dirá.

En cuanto al juego en sí, estamos sin duda ante los mejores gráficos que existen hoy en día en un videojuego, ayudados sin duda por la linealidad del mismo, que permite al motor de renderizado llevar escenarios mucho más pesados que si fuera un mundo libre. Destaca especialmente el modelado de Kratos, impresionante tanto en animación como en detalle, haciendo totalmente innecesarias las animaciones habituales en muchos juegos, pues la calidad gráfica es simplemente sublime.

Sin embargo tiene fallas en otros aspectos, como los habituales puzzles de la saga, que en este caso se ven reducidos a simples mueve/coloca fáciles, con la honrosa excepción de los Jardines del Olimpo, sin duda uno de los mejores de los tres juegos. A este los juegos con la perspectiva al más puro estilo Echochrome y la variedad de acciones a realizar lo convierten en un puzzle original y de mediana complejidad.

Por otro lado contaremos con la misma variedad de armas que se incluían en las otras partes de la saga: las espadas con cadenas, el arma fuerte y el arma ágil, un arma a distancia, una magia fuerte que afecta a un solo enemigo y una magia más débil débil pero que afecta a todos. Pero sorprende la novedad de la cabeza de Helios, que permite iluminar estancias y descubrir zonas y cofres secretos, así como cegar a los enemigos, y que brinda impresionantes juegos de luces en tiempo real.

En cuanto a los trofeos, aquí hay una guía para conseguirlos todos, incluidos vídeos. La verdad es que no es especialmente difícil conseguirlos todos, y se pueden lograr en una sola partida en modo titán. Incluso el que, a priori parece más complicado, que es hacer un combo de 1000 golpes, se hace sencillo (o largo, dependiendo del modo que uno escoja de conseguirlo) gracias a los glitch del juego.

Un aspecto a destacar es la calidad de la música que encaja perfectamente en cada una de las situaciones del juego, con partes sublimes en momentos de fuerte carga emocional, épica cuando es necesario y buen acompañante en las batallas contra las hordas del Olimpo.

La historia en sí concluye perfectamente la saga, con un comienzo impresionante (sublime, magnífico, épico, o cualquier otro adjetivo grandilocuente que uno se pueda imaginar) que se diluye un poco a medida que avanza, aunque sigue siendo correcta y bien llevada, para volver a mejorar hacia el final, al momento culmen de toda la saga: la lucha contra Zeus.

En definitiva nos encontramos ante un juego impresionante, sin duda de los mejores que tiene la Ps3 en este momento y que todo amante de la acción debería poseer, y que seguramente se convierta en uno de los mejores (o quizá el mejor) del presente año. Totalmente recomendable.

9 comentarios to “God of war 3, historia y juego.”

  1. El hermano de Kratos es HERCULES. Todos los textos que has mencionado, sobre el hermano de Kratos, son en referencia a Hercules. En el juego cuando luchas contra el te echa en cara el haber sido el hermano predilecto mientras que el era ignorado.

  2. Hercules = Heracles

  3. kratos tiene otro hermano y juro venganza este screto se revela en el gow 1 secreto 5

  4. god of war lo mejor de la ps3

  5. Ya fue aclarado que sí existe un hermano de Kratos, en GOW Ghost of Sparta para PSP.

  6. God Of War 3 el mejor juego de todos el unico donde puedes ser malo sin cargo de conciencia. GOW 3 LO MEJOR

  7. creo que en el juego gow ghost of sparta (el fantasma de esparta )el hermano de kratos es igual que el (pero azul) y en un nivel kratos trata de salvarlo pero el lo trata de matarlo kratos responde y se matan el uno al otro , pelean en el hades con el barquero que conduce a ese reino el hermano muere y kratos golpea a ese monstruo con toda su fuerza y lo destroza
    con la ayuda del viejo del templo de el oraculo (god of war 1) escapa de nuevo de la muerte

  8. creo que en el juego gow ghost of sparta (el fantasma de esparta )el hermano de kratos es igual que el (pero azul) y en un nivel kratos trata de salvarlo pero el trata de matarlo kratos responde y se matan el uno al otro , pelean en el hades con el barquero que conduce a ese reino el hermano muere y kratos golpea a ese monstruo con toda su fuerza y lo destroza
    con la ayuda del viejo del templo de el oraculo (god of war 1) escapa de nuevo de la muerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: