Águila roja y star wars

Primero de todo, anunciar que este post estará lleno de spoilers, así que si no has visto la serie y aspiras a ello, mejor que no sigas hasta haberla visto. Dicho esto, empezamos.

Ayer jueves acabó la primera temporada de Águila roja (puede verse online aquí) con un final bastante impactante, al más puro estilo telenovela. Y es que en un épico duelo de espadas final, águila roja y el comisario se enfrentan a muerte, uno por venganza, el otro por odio al bienhechor del populacho. Entre esquivas de bala al más puro estilo matrix y sablazos a diestro y siniestro, águila roja derrota a su enemigo, y en el último momento, antes de darle el toque de gracia a un derrotado enemigo, aparece Agustín, el monje amigo de nuestro pajarraco, y detiene el esperado final.

– ¡No puedes matarlo! – exclama – Te arrepentirías todas tu vida.

– ¡El mató a mi mujer! – grita águila roja.

– ¡Porque él es tu hermano!

Unos segundos después, recuperado yo de la sorpresa y su consiguiente grito, vino una idea a mi mente que llevaba rondando desde los primeros capítulos: los guionistas son unos frikis fans de star wars. Y lo digo con conocimientos.

Cada vez tengo más claro que Agustín es Obi Wan: un ex-combatiente que separa a dos hermanos, buscados por “el imperio” (en la serie no se sabe quién los busca), y que se oculta para no ser reconocido mientras vigila de cerca lo que hace uno de sus protegidos (águila roja) al que, además, luego instruye para convertirlo en un defensor de la paz y los más débiles (el uso de “la fuerza”).

¡Si hasta se parecen!

Agustin y Obi Wan

Como detalle extra, y ya un poco rebuscado, en un momento de enajenación, Gonzalo de Montalvo, cegado por la ira, entra en la prisión repartiendo mandobles para, finalmente, acabar capturando al ayudante del comisario al que, curiosamente, le corta la mano derecha, como Darth Vader a Luke Skywalker en “El imperio contraataca” en la mítica escena de “Yo soy tu padre” (o Luke a Vader en “El retorno del jedi”). Y con esto hilo (madre mía, soy un maestro hilando temas) al detalle que ya mencioné antes de que el comisario y gonzalo sean hermanos. Es el mismo toque efectista que en Star Wars, que también se podría comparar con el momento en el que Luke descubre que es hermano de Leia.

¿Será Kenobi el apellido de Agustín? ¿Mantendrá en secreto el uso de la fuerza? ¿Qué noticias tiene del imperio? ¿Odia volar? Quizá respondan a estas preguntas en la segunda temporada, cuyo adelanto no ha hecho sino acrecentar mis ganas de que la estrenen.

Una respuesta to “Águila roja y star wars”

  1. Qué curioso, pensé que el duelo entre El Comisario y Águila Roja tenía bastante similitud con las míticas peleas entre los Sith (con un sable de dos hojas o dos sables) y los Jedi (con un solo sable). Y ahora que comentas lo del monje Agustín, pues mira, no había caído también en ese detalle. xD

    Ya lo del tío al que le corta la mano me parece algo anecdótico, ya que tendría relevancia si le ocurriera a un personaje más importante y no a uno secundario. Aunque no me extrañaría que ese mismo personaje secundario se haya quedado profundamente resentido hacia Águila Roja, queriendo tomar represalias, y logre con ello más protagonismo en las próximas temporadas.

    En fin, una serie estupenda. Reconozco que empezó un poco floja y que a veces los efectos especiales resultaban bastante poco creíbles, pero poco a poco se ha visto que en general lo que es la trama, el desarrollo de los personajes y la ambientación es de notable muy alto.

    ¡A ver cuando se estrena esa segunda temporada!😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: