Juguetes en navidad

Y parece que se acerca la navidad… o que lleva acercándose hace un mes. Ya a principios de noviembre se empezaban a ver los primeros anuncios con Santa Claus y empezaba a notarse un considerable aumento de los anuncios de colonias y juguetes. Uno desayunaba tranquilamente viendo Dragon Ball (para intentar no pensar en esa basura película que han rodado) y de repente se veía inundado de perritos que crecen con el tiempo o el nuevosupermegacacharrodestructorincreíbled de hot wheels. Y venga más y más anuncios. Y entre que te haces el zumo, te tomas los cereales y friegas todo, sigues con juguetes a vueltas.

Y hoy, embutido en cuatro capas de ropa, pasando un frío de muerte en esta maldita vivienda sin calefacción, mientras veía los simpsons con mi compañero de piso, nos pusimos a comentar sobre los horribles anuncios de juguetes que hay hoy en día. Llegamos al punto de quitarle el volumen a la televisión, asqueados por tanto “maquíllate como una princesa para estar guapísima”, con niñas de 12 años pintarrajeadas como puertas, queriendo ser mayores y empezar a desfilar y salir en portadas de revistas al más puro estilo Paris Hilton.

Nos pusimos a comentar que los juguetes de ahora te los venden como grandes maravillas que hacen de todo, con unos anuncios llenos de efectos y movimientos rápidos de cámara que tanto te dejan embobado, pero que realmente, una vez en casa, para poco sirve. Por ejemplo, un coche teledirigido con unas ruedas enormes (que juraría que no pueden tomar curvas), que si pega de frente contra una pared se da la vuelta y empieza a correr hacia el otro lado. En el anuncio el niño es de lo más feliz chocándolo contra paredes, sillas, y las piernas de sus padres, y estos sonríen viendo a su vástago disfrutar de su ansia destructiva.

Ahora bien ¿Cuál sería la realidad? Más bien me imagino a unos padres gritando un “¡Niño, deja de joder dar golpes con el juguetito contra la pared!” O también “¿No ves que no está bien golpear a la gente en los tobillos con un objeto?” Así pues ¿Dónde quedará la diversión del juguete en dos días?

Tenemos el perro que crece, por otro lado, en un ciclo de cuatro días. ¡Oh qué bien! ¡Un animal crece y crece a un ritmo tan lento que ni me enteraré, y luego vuelta a empezar! Pero claro, con eso de que tiene temporizador y unos engranajes, ya podemos poner un “Más de 30€” y los padres irán corriendo a cumplir los caprichos del niño, en vez de comprarles un peluche de un perro igual pero que no hace más que ser peluche. ¿Y si el/la niño/a tira de las patas del animal para que crezca más rápido y una se estropea y queda encajada? Menudo fastidio tener un perro trenco, así que mejor ni jugar con él y a aumentar la pila de juguetes desechados.

¿Y qué le ha pasado a mis tortugas ninja? ¿Se han sometido a algún tratamiento quirúrgico para quitarse unos quilillos? Valga como ejemplo las antiguas y las nuevas. Maldito maestro rata, que las tiene sin comer pizza…

Sí, admito que hay juguetes que me han hasta gustado, y que de ser pequeño otra vez no dudaría en ir corriendo junto a mis padres para pedirle la carta de los reyes magos para poder anotarlo, pero he de asumir que al final me acabaría quedando con la caja en la que viene el regalo y hacer con ella un enorme castillo en el que esconderme y jugar con él. Como bien dice Bart “China antes molaba. ¿Que ha pasado?” Ya no nos envían esos juguetes…

 

O es que me hago mayor y se me ha pasado el tiempo de jugar. ¡Ay! ¡Qué triste!

2 comentarios to “Juguetes en navidad”

  1. Yo tenía de esas tortugas ninja.
    El caso es que a los críos les hace ilusión. ¿Y qué padre le va a quitar la ilusión a su hiijo?

  2. Boh!
    O tempo de xogar nunca se pasa, o que pasa é que nos volvemos máis exixentes e deixamos de conformarnos co cubo de area e o rastrillo.
    Agora creemos que xa o temos todo visto e buscamos cousas máis refinadas como a Wii e a última edición do Zelda…

    A verdade e que é unha pena que pasasen os dias nos que con un pau e catro pedras facíamos un camion ou un avion e pasabamos unha tarde enteira…

    Respecto os anuncios, esa é unha das razons polas que non teño tele!
    Zapping roolz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: