Sobre huelgas y manifas, tomo II

Finalmente llegó el momento de manifestarnos, de reivindicar las atribuciones que deberían pertenecer a nuestros estudios desde hace años, de luchar por la aplicación igualitaria de la ley para todas las ingenierías que se imparten en España…
Cientos de manifestantes por la Avenida Alfonso Molina

Cientos de manifestantes por la Avenida Alfonso Molina

Y topamos con un éxito de asistencia, con, según datos de la Voz de Galicia, cerca de 3000 participantes, haciendo de esta una de las más multitudinarias que se han llevado a cabo en el día de hoy en todo el país, entre alumnos de la Facultad de Informática de la Coruña (que en apoyo a la manifestación dejó de impartir clase esta mañana, así como cerró la página web de la facultad) y trabajadores del sector informático titulados en nuestras carreras.

Sin embargo, y muy a mi pesar, la gran mayoría de los asistentes parecía que estaban, con perdón de la expresión, en una reunión de señoritas para tomar el té. Uno no puede ir reivindicando derechos si una gran mayoría se dedica simplemente a pasear, hablar de cine, y sentir vergüenza por los que lanzan proclamas. Al final, como en todo, los cuatro gatos de siempre somos los que protestamos, los que damos a conocer la situación y los que ponemos empeño en algo que es para todos nosotros. En fin, otras oportunidades tendremos para seguir luchando y, espero, con más interés participativo.

Al menos hemos llegado a portadas de diarios electrónicos como El País y La Voz De Galicia. Esperemos que alguna televisión se haga eco y nos den más publicidad. Debemos dar a conocer nuestro problema.

Y como gritó uno de los manifestantes:

¡¡¡ESPARTANOOOOS!!!¡¡¡PROTESTAAAAAAD!!!

3 comentarios to “Sobre huelgas y manifas, tomo II”

  1. Los de delante gritábamos. Hay que hacer ruido, es a lo que se va. No a cortar Alfonso Molina para enfadar a los conductores. A la próxima todos con silbatos, cacerolas y demás aparatos para subir los decibelios.

  2. Hey ^^ he leído tu post, jaja, me ha gustado muchísimo tu expresión de “señoritas tomando el té” xDDDD Es que es lo que yo digo… cada vez hay menos fundamentación ideológica lógica en la juventud. Supongo que es normal, es decir, no puedes marchar airado con la lágrima al borde del ojo reivindicando tus derechos, con lo bien que vivimos. Con el estómago lleno y dinero para salir de fiesta todas las semanas -hablo siempre en términos relativos, por supuesto-, nuestra generación no es la más apropiada para quejarse por nada, no porque no deba, sino porque le falta estómago. Está lleno y dan ganas de echarse la siesta, más que otra cosa, y de vez en cuando la moral tira la chinita para que nos espabilemos…y luego algunos le hacen caso a la chinita y otros le hacen caso al que levantó de la siesta porque así parecen más modernos o algo así, xD no sé, yo ya no entiendo nada xD y la clásica relación manifestación-fiesta-borrachera me pone de los nervios. En fin!

  3. El Bastardo Menor de Felipe III Says:

    Enhorabuena! la manifestación fue un éxito total, hasta el punto de que a los grandes medios no les ha quedado más remedio que recogerla en grandes titulares. No os preocupéis por que la gente ponga un gran empeño en las consignas o se tome la protesta como un funeral. Lo importante es la respuesta: 3000 estudiantes en una mani es algo que no se veía en Galicia desde las protestas contra la guerra de Irak o la Lou, y ya llovió mucho desde entonces. La juventud sí se mueve, con la que está cayendo no queda otra; en un mes escaso llevamos 3 huelgas universitarias consecutivas y, al margen de la asistencia, que en unos casos ha sido mayor que en otros pero siempre estuvo rondando las 1000-2000 personas, está claro que entramos en periodo bien diferente del que vivimos el lustro pasado. Habrá gente que se sume antes que otra a lucha pero, en la medida en que para miles de estudiantes los nuevos planes (me refiero a la aplicación de los decretos de Bolonia) afectan de modo decisivo a la posibilidad de seguir cursando sus estudios (supresión de carreras, postgrados con precios prohibitivos, horarios académicos imposibles de compatibilizar con el trabajo…), no quedará más remedio que salir a la calle a defendernos con uñas y dientes. En tiempos de la Lou pasó lo mismo: al principio cuatro gatos y luego se armó la de dios es cristo; chavales que pasaban radicalmente de la política (conozco casos de peperillos confesos) se sumaron a la protesta, siendo en muchos casos los más combativos. Ahora la situación es quizás más favorable a un estallido porque, antes de producirse una convulsión generalizada en toda la comunidad universitaria, ya tenemos ejemplos como el vuestro de respuesta masiva, y el ataque es infinitamente más grave que el anterior… si a eso le sumamos el contexto de crisis general con consecuencias funestas no sólo para los estudiantes (futuros jóvenes parados) sino para los trabajadores de la administración e incluso los profesores (en Madrid las nóminas penden de un hilo a causa de los brutales recortes presupuestarios), tenemos la receta perfecta para hacer realidad los deseos de vuestro espartano cabreado.
    Ánimo y adelante (os leudos non se renden nunca, os informáticos menos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: