Sobre huelgas y manifas

Hoy hemos tenido una aburridísima pausada charla de nuestro decano Alberto Valderruten sobre el tema de las atribuciones y la regulación de las carreras relacionadas con la informática. Se ha dedicado durante más o menos hora y media a leer unas diapositivas y a comentarnos las maravillas de las siglas de algunos organismos que nos podrían interesar en este tema, y luego ha empezado a esquivar preguntas como pájaro emigrante en periodo de caza. En definitiva, lo mismo nos lo podía contar loquendo y nos hubiese dado la misma información.

He de reconocer que en las preguntas y en las intervenciones como las del presidente del colegio de informáticos de Galicia se mascó todo el meollo de la cuestión que nos interesaba. No me voy a poner a relatar aquí todas las cosas que se dijeron, porque en el fondo la mayor parte de ellas ya eran sabidas por los que nos hemos interesado un poco por el tema (y para los que no, BoloniaIIForDummies puede responder a la mayor parte de las preguntas) Se puede resumir en que tenemos apoyo, estamos en nuestro derecho, y que es hora de empezar a mover el culo por lo que queremos, y dejar de quejarnos de que los telecos nos hacen pupita. Que con lagrimones no se arregla nada.

He de ser sincero y reconocer que, aunque tenía ideas anteriores a todo el follón de las atribuciones y los colegios, tampoco me había preocupado mucho, como la mayor parte de los presentes, así que no voy a ponerme ahora a tirarme de los pelos y gritarle a los telecos que se metan su prepotencia por el orto donde les venga en gana. Supongo que ahora es el momento de redimirse y darse un poco a valer (sobre todo ahora que le veo las orejas al lobo cuando estoy intentando acabar y veo un panorama de trabajo complicado)

En fin, volver a la juventud, a mis primeros años universitarios protestando contra la LOU, con las caceroladas, los encierros en las facultades (que, como no podía ser de otra forma, acabaron convertidas en noches de fumaderos y plazas de botellón reuniones sociales de lo más variopinto), y los viajes a Madrid para que al final se rieran de nosotros, dijeran que éramos “una chavalada reunida a la puerta del ministerio, pero que no es ni mucho menos representativa” y no consiguieramos grandes cosas.

Espero que esta vez la cosa sea distinta. Por mi futuro. Y por el de los que han de venir… Pero sobre todo por el mío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: